domingo, marzo 6

"Ojos claros, serenos"

Ojos claros, serenos,
si de un dulce mirar sois alabados,
¿por qué, si me miráis, miráis airados?
Si cuanto más piadosos,
más bellos parecéis a aquel que os mira,
no me miréis con ira,
porque no parezcáis menos hermosos.
¡Ay tormentos rabiosos!
Ojos claros, serenos,
ya que así me miráis, miradme al menos.
- Gutierre de Cetina

Este madrigal siempre me ha gustado, y ahora ya tiene dedicatoria. 
Siento que alguien me está evitando y me duele mucho, es cortante y sólo me habla cuando necesita algo de la prepa... 
Si me trataras mal o si mi corazón dejara de latir, estoy segura de que no dolería ni la mitad de lo que me duele tu indiferencia, pues adrede o no, es lo que estás haciendo: siendo indiferente.

Te dije que te demostraría lo mucho que te quiero, en verdad lo mucho que te amo... Pues bien, la mejor manera de demostrártelo es dejándote ir. ¡Te dejo ir! Porque tu felicidad es lo que consolará el sufrimiento que tendré al verte y no hablarte, al no acercarme, al alejarme de ti por mi propia salud mental. 

Quien ama desea felicidad a esa persona sin importar si te involucra o no, ¿crees que podrías tan sólo decirme una vez que me amas? 

Las cosas cambiarán, todo será distinto, a veces no podré evitar llorar, pero aún así te seguiré queriendo.

2 comentarios:

La cuentasueños dijo...

He descubierto que te tengo en seguidores... y la verdad es que no recuerdo por qué pero bueno, me alegro de haberte redescubierto... Me gusta tu blog y lo que dices...
Un beso!!

Erik...!!! dijo...

Wow amar y dejar ir... sabes, no lo habia pensado así cuando tú lo decias antes... pero ahora te entiendo... porque he amado y dejado ir (aunque no es a este ultimo d quien hablo en mi blog)... pero bueno, supongo q con el tiempo será igual =)

Un abrazo*