lunes, julio 12

Colibríes en mi estómago

   Fue una casualidad en verdad. Debido a mi reciente hostilidad con la gente, sobre todo tratándose de redes sociales, lo normal hubiera sido ignorar su mensaje preguntándome quién era, lo normal hubiera sido borrar la publicación (cosa que hice) y olvidarlo (cosa que no hice). Le respondí el mensaje, ahora de manera privada, si así se le puede llamar a un mensaje colgado a la red,que usando las habilidades adecuadas podría ser más que público...
   No hemos hablado tanto, o eso creo yo
   No había necesidad de confundirme
   No había necesidad de decir quererme como soy

Metiste tan sólo con unas palabras mi mente en un espiral,
jugaste con sentimientos que aseguras puros y me dejé atrapar. 
Como un mosco en una telaraña, no...
Creo que fue más fácil que eso, dado que no me hallaba volando
simplemente me absorbiste. 
Sentí cosquilleos cada vez que veía tu nombre.
Sentí curiosidad, de repente quise saber todo de ti.
Me atonté, como muchas veces digo "me dejé hechizar con la falsa gentileza del duende maldito, Cupido"
Y así su filosa flecha me hace sentir esta atracción
inyectando su perfume en mi corazón.

   Mi estómago parece sentir ese típico cosquilleo, esas tan fascinantes y malévolas -como sirenas  mariposas, pero lamento aceptar que lo que este chico me hace sentir es más intenso y violento que el aleteo de varios insectos... No, lo que siento en mi estómago es mucho más fuerte. 
La flecha no termina por clavarse completamente, intento resistirme, pero sólo dejo que llegue placenteramente a mí, como dejé que este sentimiento entrara en mí: el revoloteo de colibríes en mi estómago...



3 comentarios:

Dlee dijo...

argh! yo odio esos cosquilleos, ahora que los recuerdo me dan nostalgia. Es sorprendente como una cosa tan insignificante da nacimiento a tantas emociones, sueños e ilusiones, no crees? Es increiblemente facil que alguien te entre en la cabeza y no salga despues de un largo tiempo, pero no siempre es malo =D

Esme dijo...

Pues en primera, gracias por pasarte por mi blog y en segunda yo ADORO a esa mariposas, que mas que dulces mariposas, parecen las hijas de las abejas con un avispon en un dia de mucho estres y furia contenida :S
Jeje.
Un besote.

Angy dijo...

tienes un premio en mi blog
http://wwwangysspot.blogspot.com