miércoles, julio 14

Mariana

   El destino nuevamente... Sea como sea... Aquí estoy escribiendo sin saber cómo empezar, qué palabras elegir...Y tampoco sé si deba mostrarte esto, pero, espero sinceramente que lo estés leyendo. Es para intentar explicar, para que me intentes comprender, y tal vez muy en el fondo, porque me quiero justificar...
   Mariana, te tengo cierta reserva y creo que siempre te la tendré. No sé si sea una estupidez provocada por mi aberración a tu nombre o tan sólo miedo a que cuando lo pienso teniéndote en mente me ataque un sentimiento de culpa a la vez que uno de ternura, como si pensar tu nombre al pensar en ti, me hiciera sentir un poco más necesaria y querida, a la vez que ingrata.  Al pensar en ti me pasa eso a menudo...
   Son sentimientos encontrados de una manera inexplicable, como si dos trenes fuera de control eclosionaran estallando dentro de mí.
   Un tren va cargado con vagones que transportan los recuerdos que apenas te incluyen, sacándome sonrisas y el otro va cargado con la culpa de aquellos momentos en los que, sencillamente, no he sabido ser una buena amiga para ti.
   Me di cuenta de que he abusado de ti: te he contado acerca de mis cicatrices, he llorado enfrente de ti, te he confesado cosas que a nadie más he dicho... Y nunca te he agradecido. Sé que muchas veces te he dicho "Gracias", pero creo que nunca te lo he demostrado, jamás te he agradecido usando mi alma a través de mis actos. Al contrario... Creo que más que nada, no consigo más que lograr que tengas una mala imagen de mí y de la confianza que te tengo.
   "No me gusta confiar en la gente" Es verdad, no me gusta confiar en la gente que sé que puede llegar a conocerme como soy, que puede ver -a través de algunas barreras que intento poner- mi alma. 
   Me resulta difícil confiar en las personas que comienzo a querer verdaderamente porque eso les da una nueva arma mortal, que a estas alturas, muy a pesar de mis intentos de alejamiento, ya tienes: el poder de lastimarme
   Cuando no quiero contarte algo porque es "muy complicado" es porque me encuentro tan confundida que lo que me tiene así ni si quiera puedo decírmelo a mí misma. Cuando cualquier persona termina sus frases preguntándome qué me pasa con un "ahora" termino algo frustrada, porque esa palabra en un contexto así... "Ahora", me acuerda tanto a Priscyla.
   Esta es mi manera de ser sincera contigo, esta es mi manera de decirte que te quiero, que te agradezco. Es mi manera de evitar que pase... Perder tu valiosa amistad.


2 comentarios:

Dlee dijo...

Oye!!!!! =D Si es muy valiosa esa amistad PELEA POR ELLA CON UÑAS Y DIENTES! Espero que lo estes haciendo porque a veces solo los amigos son los que realmente van a estar siempre para ti. No se si sea el caso, pero siempre me he preguntado cuando veo casos de amig@s que se pelean por el novi@, por que destruyen algo tan fuerte como la amistad y solo por alguien que apenas y conocen. Vale, lo aman pero hay millones de personas con las que pueden salir, pero un verdadero amigo?? Nah, hay pocos.
Siempre he creido que la amistad vale mas que el amor (hasta cierto punto) pero por lo que he visto escrito en esta entrada, yo creo que esta persona si vale la pena el riesgo y esfuerzo. Solo mi opinion por si te sirve de algo =D.

koveri dijo...

Si de verdad te quiere y es tu amiga no tienes de que preocuparte porque aunque tengas la sensación de que en momentos le has fallado seguro que lo entenderá porque intuirá las circunstancias que te llevan a actuar así.
Te aconsejo que si tanto te importa y es tan fundamental en tu vida intentes decirle esto que has escrito frente a frente.
Un beso enorme Azya